• Encuentro de Pastoral Juvenil

    Notre Dame de L’Hermitage, 26 de noviembre al 1 de diciembre de 2017. A lo largo de la última semana de noviembre y primera de diciembre tuvo lugar un encuentro de pastoral juvenil y vocacional de las cinco provincias maristas con presencia en europa en el que participaron 47 personas entre hermanos y laicos maristas de los distintos países y provincias Europeos.

    Desde la provincia Compostela acudieron 8 personas: Fabiana Queirós (Vouzela), Elsa Martín (Valladolid – Inmaculada), Juan Pajares (Palencia), Hno. Rui Pires (Valladolid – CCV), Álvaro Montes (Valladolid – CCV), Joel Alexandre Rainho (Carcavelos), Roberto Díez (Tui y EPJV) y Hno. Ignacio Álvarez (Santiago y EPJV).

    A lo largo de la semana hubo distintos momentos de encuentro y compartir en torno a la historia marista de cada uno, la historia y los lugares que hacen referencia a Champagnat y los primeros hermanos, así como a los rasgos maristas, las prioridades del capítulo celebrado en Colombia hace unos meses y las necesidades de los jóvenes a día de hoy.

    A continuación os dejamos un par de testimonios de los participantes de nuestra provincia:
    "Estos días fueron una oportunidad de sentir hogar en la Valla, los orígenes en Rosey y de conectar con la esencia Marista en L' Hermitage. De acordarnos de nuestra misión y compromiso y de sentirnos parte de una gran familia, rica en diversidad y sueños. Juntos, hermanos y laicos, soñamos una Europa Marista sin fronteras, donde los niños y jóvenes sean protagonistas de la pastoral, y donde se puedan sentir amados y acompañados. En L´Hermitage, colocamos en María las raíces del árbol que queremos ver crecer, y pedimos a Champagnat que nos inspire en la fuerza, fe y amor incondicional a los jóvenes. Desde la Casa de Luz, y orientados por las llamadas del Capitulo General, volvimos a nuestras comunidades con ganas de ser faro para los demás y constructores de puentes en las periferias. " Fabiana Queirós de Oliveira.

    “Ésta ha sido una experiencia única, muy enriquecedora para mi crecimiento personal, donde me sentí totalmente integrado, cómodo, cuidado, vivo y con la sensación de que aunque en cada lugar se trabaje de una forma o con idiomas distintos, todos caminamos hacia una meta común. Experimenté la amplitud de la vida marista, lo que me hace sentirme respaldado en mi labor. La trascendencia del lugar me hizo vivir la experiencia como una vuelta a los inicios y una renovación de energías e ilusión. Del encuentro me llevo otros puntos de vista, otras metodologías e ideas para poner en práctica en mi realidad local, además de la sensación de que un mundo más justo y global es posible si todos vamos juntos de la mano. Finalmente agradecer también la oportunidad de asistir para poder formar parte de éste proyecto, la vida compartida y la preparación por parte de los organizadores.” Álvaro Montes Dueñas.

    Comparte la noticia

    Últimas noticias


    Vida en Compostela nº 23

    Desde la Oficina de Comunicaci...

    [Leer +]


    Portavoces de CyL y Asturias

    La comunicación no se improv...

    [Leer +]


    Maristas Siglo XXI nº 18

    Me parece muy adecuada la secuencia...

    [Leer +]